El paciente artrítico debe de hacer una dieta lo suficientemente rica en hidratos de carbono y proteínas como para mantenerse dentro del peso ideal para su edad y sexo. Toma suplementos de calcio para contrarrestar la pérdida que se produce por la propia enfermedad y por la toma de corticoides. Es importante que el paciente tenga el adecuado aporte calórico, especialmente durante los brotes de la enfermedad. Por otra parte, evitar el tabaco y el alcohol puede ser también importante

alimentacion-saludableLa obesidad es otro problema que puede añadirse en algunos pacientes, aunque es mucho menos frecuente. De todas formas cuando se de el caso es importante reducir peso, aunque nunca debe hacerse llevando a cabo dietas demasiados estrictas que supongan un déficit nutritivo que pueda suponer un problema.

No está totalmente aclarado el papel de los aceites de pescado en el desarrollo de la enfermedad, pero al parecer algunos pacientes mejoran, la mayoría, cuando se les añade ala dieta. Podemos pues recomendar un mayor consumo (pero sin excesos) de pescados tales como sardinas, atún, trucha, salmón, así como el aceite de hígado de bacalao.